Negociando La fe

 

 

La fe no es nogociable, esta no se cambia por nada ni por nadie, muchas veces hablamos de miserable y lo primero que nos llega a ala mente es una persona sin dinero, casa o simplemente una persona sin nada, pero si vemos a Historia del Rey y Lazaro el mendigo (Lucas 16:20-25) podemos ver que lazaro era un miserable mendigo que no tenia nada en esta tierra y  lo que comia era de las migajas que caian de la mesa del rey, pero llega la hora en que ambos mueren y podemos ver como cambia la historia y ahora es el rico quien mendiga desde el infierno y Lazaro el mendigo esta disfrutando de los tesoros y riquesas celestiales que son para siempre.

Hermano la fe no se cambia por nada, la fe no es negociable, la fe no tiene precio, tal ves podemos decir, pero yo tengo fe, voy a la iglesia todos los domingos, creo en Dios y siento y veo que Dios me ayuda cada dia de mi vida. Ajaaa eso es cierto pero si nos ponemos a pensar y a sacar cuentas de todas nuestras faltas, si le damos atra a la historia de nuestras vidas podemos ver y notar cuantos pecados cometemos a diario, cuantas veces le fallamos a Dios en nuestro dia a dia, hermano cada ves que adulteramos negociamos nuestra fe por un momento de sexo o de pasion, cada ves que mentimos negociamos nuestra fe y comunion por salir de un apuro por medio de una mentira, cada ves que robamos negociamos nuestra fe por lo que robamos, cada ves que cometemos un pecado estamos cambiando nuestra fe, comunión y pureza por un maldito pecado, cada ves que ofendemos a Dios negociamos nuestra fe y lo mas triste y dificil del caso es con quien estamos negociando; con satana y sus demonios, el precio de tu fe es el valor del pecado que cometes.

Si te pregunto: cuando vale tu fe? se que me dirias:  yo creo 100% en Dios, mi fe no tiene precio, mi fe es imnegociable. Pero sabes lo que Dios te contestaria? sabes lo que te diria Dios que conoces todos tus pasos, todos tus pensamientos y todos tus caminos? tal ves te diria, mentiroso, enganador, hipocrita alejate de mi ahora mismo o tal ves te diria, varon esforsado y justo, varon fiel y firme. Solo tu y Dios sabe en cual de estas dos respuestas estaras tu.

Hermano a Dios no lo podemos enganar, al hombre o la mujer de Dios no podemos enganarlos, muchas veces veo cosas que me gustaria ver hombres y mujeres de Dios con el espiritu que tenia Pedro cuando Ananías y Safira su mujer calleron muerto frente a el cuando quisieron esconder su pecado. Ellos cambiaron o negociaron su fe a cambio de una heredad

Ananías, y Safira su mujer negocian su fe por una heredad (dinero)

Hechos 5:1 Pero cierto hombre llamado Ananías, con Safira su mujer, vendió una heredad, 5:2 y sustrajo del precio, sabiéndolo también su mujer; y trayendo sólo una parte, la puso a los pies de los apóstoles. 5:3 Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo, y sustrajeses del precio de la heredad? 5:4 Reteniéndola, ¿no se te quedaba a ti? y vendida, ¿no estaba en tu poder? ¿Por qué pusiste esto en tu corazón? No has mentido a los hombres, sino a Dios. 5:5 Al oír Ananías estas palabras, cayó y expiró. Y vino un gran temor sobre todos los que lo oyeron. 5:7 Pasado un lapso como de tres horas, sucedió que entró su mujer, no sabiendo lo que había acontecido. 5:8 Entonces Pedro le dijo: Dime, ¿vendisteis en tanto la heredad? Y ella dijo: Sí, en tanto.5:9 Y Pedro le dijo: ¿Por qué convinisteis en tentar al Espíritu del Señor? He aquí a la puerta los pies de los que han sepultado a tu marido, y te sacarán a ti. 5:10 Al instante ella cayó a los pies de él, y expiró; y cuando entraron los jóvenes, la hallaron muerta; y la sacaron, y la sepultaron junto a su marido.

Hermano en la biblia hay muchas personas que demostraron que tenia mas fe en cosas de esta tierra que en las cosas que de verdad importan (las cosas de arriba, tenemos la historia de Sansón que cambio su bendición o sea su fe por las mujeres, satanás sabe los que nos gusta sabes nuestros puntos débiles y los usas, y en el caso de este hombre de Dios el enemigo uso a las mujeres por que sabia que el estaba dispuesto a negociar su fe a cambio de los placeres que le brindaban las mujeres. también tenemos la historia de la mujer de Lot  (génesis 19:1-27) en donde podemos ver que la fe que tenia en el pasado la negocio por su casa o su finca tal ves y cuando tiene que dejar su casa no cumple la orden de Dios de no mirar hacia atrás y esto causa que se convierta en una estatua de sal.

Tenemos esta y muchas historia mas que si nos ponemos a escribirlas aquí no terminamos hoy, pero lo que todas estas historia tienen en común es que en cada una de estas historia la mayoría de sus personajes perdieron por querer ganar bienes y placeres de este mundo, todo esto por querer negociar la fe y la fe no se negocia. Saul perdio el gran honor de que el espiritu de Dios este sobre el por fallar a Dios por negociar su fe, Sanson perdio las fuerzas que tenia por negociarla tambien, Ananías ySafira su mujer y muchos mas y esto solo me trae algo a mi mente y es que puedo asegurar que con Dios no se juega, Dios todo lo ve, todo lo sabe, esta en todo lugar en todo momento Dios es amor pero tambien es fuego consumidor y el nos da varias oportunidad de levantarnos cuando caemos, nos perdona muchas veces, pero la verdad  es que cada uno de nosotros tenemos una cantidad de perdon y esa cantidad es diferente en todo nosotros, o sea, no sabemos cual es la gota de pecada que revosara el vaso, tal ves te queden 1 pecado, 10, 1000 no se, eso solo lo sabe Dios, pero cuando agotamos estas oportunidades y llenamos la copa el juicio de Dios cae sobre nosotros.

Queridos hermanos no jeguemos con Dios, no negociemos nuestra comunion con Dios, no negociemos nuestra fe que es grandieso y invalorable que no se puede cambiar ni negociar con nada de este mundo.

Dejo este mensaje hasta aqui por que hay tantas cosas que hablar sobre el negocio de la fe que se me gastarian los dedos escribiendo pero tenemos que ser prudentes cuando llevamos el mensaje y mas cuando es escrito.

Dios te bendiga, Pon tus ojos en Cristo, no hagas negocio con tu fe y si estas en pecado si estas negociando tu fe rompe ese contrato con el enemigo y ven a Jesus que el te perdonada de tus pecados.